21 de julio de 2011

Filled Under: , ,

SUBCAMPEONES DE LA LIGA NACIONAL DE CLUBS

Tristemente quiero empezar este relato con un hecho que considero impropio de un deporte sano como el triatlon. En una actuación discutible, la organización modificó el horario de la prueba a 3 días de su disputa, trastocando con ello los planes de viaje hechos con antelación. En nuestro caso, con este repentino adelanto, seríamos claramente perjudicados al no poder contar con Iván Raña. Nuestro buque insignia, demostrando su enorme compromiso con los "zebras", pasó la noche en vela tras reventarse en las World Series de Hamburgo. Cogió un avión de madrugada, contrarreloj apareció en Pulpí desde Alicante. Todo esto acarrea una importante infraestructura, horas de planes y horas de esfuerzos de nuestra directiva. Y esfuerzo de nuestro compañero Rubén Bouza, cruzando España sabiendo que solo actuaría si algo fallaba con Iván.

Al final, la organización supo rectificar y dejó el horario como estaba inicialmente previsto. El hecho lamentable e impropio que quiero reflejar fueron los tristes silbidos con los que todo un equipo recibió a Iván al entrar en boxes tras toda su odisea. En este deporte creo que todos somos amigos, al menos cordiales conocidos, nuestro ambiente es sano y dista mucho de comportamientos "hooliganescos" presentes en otros deportes. Pero esos silbidos con los que los Diablillos de Rivas recibió a nuestro compañero se alejan de las buenas formas que reinan entre nosotros. Quiero pensar que fue una equivocación, que mostraron ese desprecio hacia Iván cuando quizá debieran dirigirlo hacia los organizadores por alterar el horario. Supongo que será algo de lo que ahora no estarán muy orgullosos. En ese equipo tengo muchos buenos amigos y desde aquí les vuelvo a dar la enhorabuena por su merecida victoria.

Carrera. Posamos para las cámaras. Somos el número 1, y vamos a pelear para volver a levantar el título. Canosa, Paz, Trillo, Barral, Nercellas, Lousa, Domínguez, Iago Ruanova, Raña y Antón Ruanova: ¡equipazo!
Escogemos el lado izquierdo de la playa, ahí empiezan y acaban nuestros privilegios por el año anterior. Estamos a punto de empezar y todos partimos de cero en esta nueva lucha.

Salgo concentrado. Fuerte. Me olvido de mi brazo aun débil. Ni un solo golpe, voy a pies de Naranjo y de Pedro Reig. En la segunda boya adelanto al australiano Ben Allen para situarme tercero. Disfruto sintiéndome cómodo. Es inevitable, mi mente viaja 11 meses atrás, me reconforto recordando el Campeonato de España celebrado aquí mismo. Y aun hacia un año antes, aquí también fue la Liga de Clubs 2009 donde levanté los brazos como ganador. Pulpí está dentro de mi, su calor me vitaliza.
Llegando a la arena pierdo un poco la posición, ya no voy tan cómodo, pero empiezo a correr por la arena en el top6. Como un rayo me sobrepasa Iván, al que me pego. Saltando sobre la bici somos tres "zebras", Trillo también cumple en el agua. Junto a nosotros Gomar, Naranjo, Allen, Reig y Pakillo. ¿Ocho? No, mis piernas se empiezan a quejar y no logro contactar. -"¿Pero si los dos últimos años era yo el que demarraba?"-. Cuando me doy por vencido me pasa mi amigo Richard Calle. Se me encienden los ojos. Pero no las piernas, apenas puedo darle un mísero relevo en nuestra caza. Iniciando la segunda vuelta sí estoy en cabeza. Segunda subida, trato de ayudar a Iván en los relevos. No hago más que posponer mi lenta agonía. Gomar demarraba, todos salen a su rueda. Bueno, no todos, Trillo y yo nos juntamos en la penuria. Vemos escaparse el grupo de 7. -"¿Pero si...?"- Olvídate, hoy es hoy.

La falta de descanso de la fuerte semana me deja sin frescura, pero no sin ganas. En el último giro somos atrapados por el gran grupo. No me resigno, viajo siempre atento entre las primeras unidades. Un ataque, dos,... Yo me creía sin fuerzas, pero ahora puedo ver que nadie va sobrado. Salgo fuerte a cazar a los dos diablillos. Reacciona todo el pelotón, llego a su rueda y descanso. Brais no se conforma. Me pongo en cabeza despistando al grupo, ya he creado dudas. -" Dalle lume, Brais"- Se bajará a correr escapado.

Por delante Iván contiene cada ataque como jefe de grupo que es. En mi grupo me acompañan mi compañero de penurias, Trillo y Paz. En el posterior grupo Iago, Nercellas, Lousa y Roberto. Un poco más atrás Nico. Ahí nos damos cuenta de que Diablillos, con ocho hombres en nuestro grupo será ganador. ¡Pero vinimos a lucharlo! Me entrego para hacer una buena T2. Última curva, voy tercero del gran grupo. Vamos abiertos hacia el exterior de la curva, una valla se cierra, el triatleta que me precede se tensa... Caída justo delante mía. Consigo evitar el suelo, pero tengo que poner pie a tierra perdiendo mi buena posición. Contratiempo.

Salgo a correr muy retrasado. Hace calor, estamos en Pulpí, luchamos para levantar el título... imposible no exprimirnos. Empiezo a remontar. Sé que voy por encima de mis posibilidades, pero toca reducir esa diferencia perdida en la T2. Cada posición ganada eleva mi adrenalina ya disparada. Llegando al primer km habré rebasado a unos 15 triatletas. Siento que se agota mi gasolina. Pero mi SUUNTO T6d me anima a seguir.

Raña acusa el esfuerzo en bici y sobre todo la noche sin dormir con el viaje. Gomar y Naranjo lo dejan en tercera posición. Los mejores de nuestro grupo, Dani Rodríguez y Rodrigo González firman 4º y 5º para el Ondarreta de Alcorcón. El 6º tiene color "zebra", el del bravo Brais. Justo delante de mi, Sanchez es el primero del equipo ganador. Cerrando una luchada carrera entro 8º en meta. Contrariado. Me acuerdo de mi debilidad en la bici. Además sé que no podremos revalidar el título. No me puedo quedar quieto. Pregunto al tiempo que confirman que somos segundos. Espero a ver entrar a mi hermano. ¡Como ha sufrido! Lo bautizo con agua fresquita temiendo que se desmaye.
La gente charla en la zona de postmeta. No puedo evitar sentirme disgustado. Voy a trotar. Despacio, muy despacio, dejo que se escape mi rabia. Cuando me relajo me encuentro con mi padre. Con una mirada expresamos un "no pudo ser". El pobre va a descansar algo tras no poder pegar ojo para ir a buscar a Iván a Alicante. Dejo los orgullos a un lado y me uno a la fiesta. ¿Acaso es para estar resignado ser el segundo mejor club de España? Los zebras estamos contentos, en el podio levantamos los brazos reconfortándonos con nuestro buen trabajo. Gracias a Roberto, hacemos público nuestros ánimos a uno de los grandes zebras, Alvarito estará pronto entre nosotros. A nivel individual, unos minutos me hicieron ver "en frío" que la carrera había tenido muchas más sensaciones positivas que negativas. Estamos en el buen camino, me siento recuperado y empiezo a ganar confianza. ¡Esto no se para!
No me puedo despedir sin reflejar el gran papel de nuestras valientes chicas, 5º en su primer año en la máxima categoría. Las tres nuevas zebras (y sus familias) demostraron encajar perfectamente en nuestra filosofía de buen rollo, y las otras 7 siguen creciendo sin límites. Y claro, todo es posible gracias a nuestros incansables mentores: Jose Ramón, Jesús, Antonio y Tucho son los mejores diseñadores del segundo mejor equipo de España. ¡Viva el Arcade Inforhouse!

1 comentarios:

  1. Buena cronica Anton, pero creo que no entendisteis bien los silbidos, no eran a Ivan, no se si te lo explico Dani, y tampoco eramos los diablillos, eran todos.los silbidos eran para Felipe (en realidad para la fetri tp para su persona) que justo dicen por el microfono que si ya se ha solucionado un problema de trafico cuando no habian dicho nada hasta ese momento cuando todos sabiamos porque no saliamos.
    Son muy bonitos estos duelos!!! el año que viene mas!!

    ResponderEliminar