18 de junio de 2011

Filled Under: ,

6 SEMANAS

Para bien o para mal soy de esos que creen que el tiempo pasa rápido. Hoy se cumplen 6 semanas de parada obligatoria después de la caída en tierras mexicanas. Muchas cosas han pasado desde entonces.

Los primeros 21 días mi brazo se escondía tras escayola. Fueron semanas de absoluto parón deportivo buscando regenerar físicamente y acumular fuerzas psicológicas que me ayudasen en la posterior recuperación. Trasladé mis ilusiones al mundo académico donde, a falta de una nota por conocer, tras 7 años de estudios me puedo considerar economista.

Despedí la escayola tras esos 21 días. Un ridículo brazo aparecía en el lugar de aquella fibrosa extremidad que se quedó en el asfalto de Monterrey. Los huesos empezaban a soldar correctamente, lo que me alejaba de pasar por quirófano. Era tiempo de trotar, volver a enfundar las NEW BALANCE, volver a sudar expulsando tanta energías acumuladas. En Madrid, acompañando a Ramón Ejeda, con todas esas energías y con la adrenalina de ver en vivo las World Series me permití volver a sentirme "vivo": 3x1000 y 6x500 a ritmo de 3´00min por km. No es lo más recomendado según las teorías de entrenamiento, pero necesitaba calmar mis ansias de guerra.
Sin la escayola también era tiempo de rehabilitar. Gracias a las manos y los consejos de Bodoque, mi brazo mejoraba día a día. Sorprendentemente rápido ganaba movilidad y algo de fuerza. Siguiente paso: el agua. Los dolores nos van abandonando. Sesión a sesión progreso más que adecuadamente. Esta semana he castigado a mi mejorado brazo con 16000m de natación que me van acercando al buen camino. Seguimos fortaleciendo con gomas y ya tocamos el gimnasio con cautela.

En estos días también hubo tiempo para vacaciones. Diversiones con variadas y gratas compañías en Madrid, Zarautz, Pamplona y nuevamente Madrid. Solo un pero entre tantos buenos momentos, Eva Ledesma caía al suelo en la fiesta triatlética del Zarauzko Triatloi. Esto no es más que un pequeño alto en tu impresionante camino, -"¡Ánimo campiona!"-


Tras 16 días, volvemos a casa. El martes cita con la Doctora Ibañez, en vista de todos mis progresos seguro que nos deja subirnos a la bicicleta. Sería otro paso importante en este camino hacia la recuperación. Son ya 6 veloces semanas.

2 comentarios:

  1. ánimo antón q xa tas recuperaoooo!!! en nada tas dando guerra outra vez!!!
    un saudo crack, e vémonos en pontevedra polo europeooo!!! : )

    ResponderEliminar
  2. Vamos machooooo!!!! Que xa non te queda nada, tiooooooo!!!

    ResponderEliminar