4 de mayo de 2011

Filled Under: ,

XXII TRIATLON DE FUENTE ALAMO

11 años para conocer el "triatlon de los triatletas". Por 25euros uno recibe: camiseta, sudadera para no enfriarse mientras nos acercan nuestro material, desayuno, comida y cena, un pabellón para dormir, incontables facilidades, los mejores premios económicos de España y un ambiente inmejorable. Bienvenidos a Fuente Alamo. Alberto Trillo y yo disfrutamos disfrutamos de este fin de semana en tierras pimentoneras.

La carrera se presenta vibrante aderezada con una "start list" superlativa en calidad y cantidad. Entramos en el agua con ganas, Cesc Godoy se muestra rápido como la referencia. Lucho con Ejeda pero ambos nos quedamos sin sus piés. Llegando a la primera boya sentimos que vamos en un gran grupo. Las buenas sensaciones de toda la semana se esfuman dentro de la comodidad del NINETEEN. No peligra mi situación en este grupo delantero, pero nunca consigo moverme con soltura.

Próximo a la arena me concentro, momento siempre decisivo. Al colocarme el dorsal golpeo el casco. Mientras se revuelca por el suelo siento que pierdo unos segundos vitales. Las prisas me transforman novato, se me atasca el neopreno. Hay más, Sisoev me vuelca mi caja. Pienso en décimas de segundo si irme. Decido darle la vuelta y volver a introducir neopreno, gorro y gafas. Más segundos perdidos, más prisas acumuladas. Para rematar la peor transición de la historia se me atasca el sillín entre las barras.

Salto a la bici con muchos segundos perdidos. Tantos como agobio me invade. Me vacío para entrar en ese grupo que diviso a lo lejos. A todo esto, estamos en los 9km de puerto. Trabajo solo hasta que me ayuda Del Real. Peru Alfaro también colabora tras estar unos km a rueda tras esa caída de cadena que lo alejaba del primer grupo.

Voy por encima de mis posibilidades, pero sé que la carrera está en ese grupo del que se van descolgando grandes nombres. Ramón paga su dura semana, Samer y Sisoev también serán absorvidos iniciando el descenso.

En el km7 vemos la luz. Al fin estamos cerca de contactar, me pongo de pié con la promesa de no sentarme hasta enganchar. 10m nos separan cuando Cesc vuelve a atacar. El grupo se estira. Exploto. Del Real lo consigue, Peu y yo nos quedamos con la miel en los labios.

Tras llegar a ese límite de sufrimiento, los últimos km de puerto son de quitar plato grande y sobrevivir. En la bajada Peru muestra su poderío rodador. Él manda en un cuarteto con Samer, Sisoev y yo. Rodando rápido aterrizamos en la segunda transición. Calzo mis NEW BALANCE y comienzo rápido, lo que no fue en bici será en la carrera. Paso a Samer y mantendo distancia con el ruso. Al cruzarme con la cabeza compruebo que su diferencia es demasiado grande. Hoy no podré solventarlo, esa globera transición condiciona mi resultado. Finalmente no puedo con Sisoev pero remato con un buen último segmento que me demuestra mi buen estado. Lección aprendida, el próximo año volveré para mejorar esa 9ª plaza.


2 comentarios:

  1. Nada que contar sobre a cea/festa e o pavillón para durmir? jaja. A por todas en México! Unha aperta grande!

    ResponderEliminar
  2. Hey Antón, de poco te sirvieron mis indicaciones sobre el puertecillo, eh?? je, je
    Soy Javi, tu compañero del bus.

    Esperaba verte en el podium por la noche, pero ya leo porque no...
    Son esos pequeños detalles los que tenéis que controlar los que estáis ahí arriba, y que al final marcan diferencias...
    Que tranquilos que vivimos y competimos los TRIGloberos, ja, ja, ja.
    Espero verte en el campeonato de España,aunque cada uno en su categoría...ja, ja, ja.
    Que vaya bien la temporada!!
    SALUD Y FUERZA!!

    ResponderEliminar