11 de abril de 2011

Filled Under: , ,

COPA DE EUROPA DE QUARTERIA, PORTUGAL

Quarteira. El Algarve portugués acoge la 2ª prueba de la Copa de Europa. Acabamos de introducirnos en el Mediterráneo. Consigo zafarme de los primeros golpes, me concentro en avanzar sobre las olas. Llegando a la primera boya veo como una hilera de neoprenos nos sobrepasa por el margen izquierdo. Quizá nuestra elección de salir en la derecha fue poco acertada.

En esa primera boya se forma un tapón que progresivamente consigo sobrepasar. Corremos por la arena antes de iniciar el segundo giro de natación. Pasar de nadar tumbado a correr de pié sobre la arena es pura agonía. Con el corazón saliendo por la boca resulta complicado volver a coger el ritmo. Es mi momento. Tiro fuerte y consigo enganchar un grupo delantero. Por momentos me creo que en el grupo de líderes. Cuando consigo levantar la cabeza me sitúo, lejos de los elegidos pero en una cómoda posición dentro del 2º grupo.
Sabía que habría escapada. Los 7 mejores nadadores son enormes ciclistas. Al inicio de la bicicleta ya nos van metiendo tiempo. Los primeros km son eléctricos, momentos cruciales para definir la carrera. Viajo en el 2º grupo, tras los 7 escapados. A diferencia de la semana anterior, con nosotros ningún "capo", ningún potente ciclista que ponga orden. Resultado: los escapados se bajarán a correr con 3 minutos de adelanto y por detrás somos absorvidos por el tercer pelotón. Vivimos en desorden, nadie quiere trabajar con lo que cada uno hace la guerra por su cuenta. Incontables ataques acaban cuajando en el penúltimo giro. Uxío y Vicente están entre ellos, un grupo de 10 que nos distancia en un minuto en boxes.
Sigo comiendo, bebiendo. Acumulando energía mental para exprimirme en los 10 km finales. Aceptable transición, voy en torno al 30º. A diferencia de Turquía, la carrera va muy rota; me toca remar solo contra el fuerte e incómodo viento. Calmo la adrenalida de salida y progreso a cada vuelta. En la tercera me sitúo en el top15, las sensaciones no son muy buenas pero entrecierro los ojos para no pensar más que en las sombras que me preceden. El último giro se me hace largo. Adelanto al valenciano Reig, vaya carrerón estando entre los escapados toda la prueba, y llego satisfecho en 14ª posición. Por delante un valiente Uxío se destacaba con su 8º lugar. Esto no ha hecho más que empezar, pero disfruto de una buena entrada competitiva en este 2011.

0 comentarios:

Publicar un comentario