12 de octubre de 2010

Filled Under: , , ,

COUPE DE FRANCE DE TRIATHLON

La anteriormente usual apatía se borra cuando salgo del avión, Francia se torna siempre como la mejor medicina a cualquier problema. En Nantes me recoge parte del equipo, todos nos uniremos en Parthenay tras un par de horas por las plácidas carreteras francesas.

El buen ambiente aun es más especial para al última carrera del calendario francés. Consumada nuestra plaza en la D1 (Primera División) para el 2011, la Coupe de France es tan solo la excusa de juntarnos para disfrutar del fin de semana.

-"No pression"- Nos dice Eric, el manager. Pero no podemos evitar transformarnos cuando un dorsal se acerca a nuestra piel. Aclaramos la táctica y esperamos el bocinazo. ¡Qué espectaculares son las contrarrelojes por equipos!

Nuestro francés, Nico abre los 525m de natación en la piscina. Aquí somos fuertes, tanto que me siento raro en mi papel de nadador mediocre dentro del equipo. Brincamos de la pileta desafiando la norma de no correr por la pisicna; vaya si corremos, 500m hasta agarrar nuestras bicis.

En la bici estaba temeroso, ni un solo km de entrenamiento en toda la semana me mentalizaba para sufrir de lo lindo en el circuíto sinuoso. Pero a veces uno se sorprende. Sufro, claro que sufro, pero no dejo de entrar al relevo en los 20km. Después de tres carreras vuelvo a disfrutar sentiéndome capaz. El húngaro Nogradi se agarra a la última bici de la rueda de relevos. En su debut con el equipo sus piernas ya acumulan el duatlon de unas horas antes. Su compatriota Torok, Nico, el ruso Tutukin y yo nos compenetramos correctamente.

Los cinco dejamos las bicis y salimos a correr, los tres más fuertes completarán los 5km. Me vuelvo a sorprender, tiro en cabeza guardando un punto para no reventar al bravo Nogradi. Nico y Torok nos dejan para pasar al bando de los animadores. Tutukin también viaja cómodo y tratamos de empujar al húngaro. El circuíto combina hierba, tierra y aslfalto con curvas, subidas y bajadas: me encanta sentir la velocidad por los estrechos senderos.

Conscientes de los equipazos que venían aun por detrás marcamos el segundo mejor tiempo provisional en meta. Que alegría volver a sentirme competitivo. Nos abrazamos todos y empezamos a saborear una gran noche juntos. Finalmente somos 10º, mejorando claramente el 16º del pasado año. El todopoderoso Beauvais arrasa dedicando la carrera a uno de los grandes, S. Bignet se retira en el sitio que le corresponde, el número uno del podio con sus compañeros.

4 comentarios:

  1. Encántanme os teus periplos franceses xa o sabes :D Noraboa polo décimo e pola actuación a nivel individual. See u !

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el resultado y sobre todo por haber recuperado las ganas.
    Tiene pinta de haber sido un Tri divertido.
    Un abrazo crak!

    ResponderEliminar
  3. Yo anduve por allí y no coincidimos!! nosotros segundos en duatlón con el Marville!
    Qué lástima no haver nadado en el lago eh! je je je....

    ResponderEliminar
  4. David: Francia lévala moi dentro do teu corazón, a verdade é que son carreiras moi bonitas.

    Jose: podías buscarte un equipo para el año próximo, con tu nivel habrá muchos equipos de duatlón muy interesados en ti.

    Roger: escuché tu nombre por la megafonía, pero la verdad es que n coincidimos. No ví los resultados del duatlón, pero con el pedazo de equipo que teneis pensé que habíais ganado. Vaya máquina

    ResponderEliminar