27 de agosto de 2010

Filled Under: , , ,

COPA DE EUROPA DE KARLVY VARY

A veces conseguimos fracasar en lo fácil mientras superamos las dificultades. Copa de Europa de la República Checa. Para celebrar mi segunda internacionalidad absoluta en la selección me espera una bonita ciudad dominada por la calma y sus encantos, Karlovy Vary.

Los circuitos se presentan apasionantes. Tres vueltas de natación atravesando un punte que levanta escasos 40cm del agua y recorriendo una plataforma para saltar de nuevo al lago. Bicicleta divertida con tres repechos consecutivos con alguna rampa del 21%, dos tramos de pavé y varias curvas vertiginosas por el centro de la ciudad. La carrera a pié aúna escaleras, subidas, bajadas y más pavé. Triatlón tan duro como apasionante.

Saltamos al lago con la confianza habitual, pero hoy parece que no será suficiente. Entre los golpes, el Sol cegándonos y la escasa claridad del agua no consigo encontrarme cómodo en ningún momento. Sufriendo. Paso la primera vuelta entre los quince primeros, me abro a la derecha tras saltar desde la pasarela y trato de progresar. Peor aún, el segundo giro lo acabo siendo el 21º, soy el último del grupo y no logro avanzar.

Resbalo tímidamente al abandonar el lago. Corro hasta tocar mi DIADORA y corro aún más sobre ella. "No hay tu tía", el grupo se va y no estoy entre ellos. Trato de organizar el grupo y entrar al relevo. En el fondo es un desahogo absurdo, ¡como caminan por delante!

Entramos en Karlovy Vary, pavés y enfilamos la primera de las siete duras subidas. Las piernas responden, el ánimo también. Confiamos en los grandes ciclistas de nuestro grupo, Janour y Simko nos hacen soñar con un fuerte ritmo que nos mantenga en carrera. En el segundo giro nos visitan fugazmente dos motocicletas, Parienko y D´Aquino saludan y se van hacia delante. El grupo duda pero los mantenemos otras dos vueltas a la vista. De repente nos paramos. Nadie quiere seguir gastando. Parienko y D´Aquino se unen a los otros 16 hombres de cabeza y nuestro grupo se vuelve perezoso.

Las sensaciones son buenas, alcanzar los puntos difícil. Hemos venido a sufrir y nos mentalizamos para ello. Corremos por el centro de esta bella ciudad checa, la carrera despierta la curiosidad de la gente y entre el público varios turistas españoles nos animan con pasión. Me uno a Vicente. Relevos y ritmo que nos llevan a ir progresando sin prisa pero sin pausa. En la última vuelta éste se lanza y llega a meta en 20ª posición sumando sus primeros puntos ITU. Antes, el 13º, había llegado un bravo Jariel. Yo, pensando en lo que podría haber sido y no fue, entro en una triste 23ª plaza.

Triste a la vez que ilusionante carrera. Esta semana recuperamos el trabajo en el agua, lo que unido a la confianza sobre las dos ruedas y en la carrera nos hacen ser optimistas para el reto de este domingo: Campeonato de España Elite de Triatlón.

2 comentarios:

  1. O importante é estar ahí, como entreno seguro que non foi mal.
    Moita sorte no camp. de España, espero que pola mañá non pasedes tanta calor. A por todas Antón!

    ResponderEliminar
  2. Moitasg gracias Alfredo. Pasar calor pasaremos, pero hai aque desfrutalo que logo chega o inverno. jeje.
    Supoño que nos veremos en Lugo se vas. Un saúdo

    ResponderEliminar