1 de mayo de 2010

Filled Under: ,

UNA PIEDRA EN EL CAMINO



Una más. Turquía y las extensas playas de Antalya se encargaron de regalarme más de un souvenir para mi mente. Los grandes recuerdos de la experiencia allí vivida se van disolviendo absorbidos por la cotidiana rutina en casa. Pero mi pié derecho me devuelve a cada paso a esa playa donde disputamos la Copa de Europa. Y sus piedras. Alguna de ellas se puso en mi camino inflamándome la fascia del pié.

Han pasado dos semanas donde la lesión ha resistido a las expertas manos de Pepe y Bodoque, a los consejos de Zigor y a mis ganas de vencerla. Dos semanas sin poder correr es un pequeño hándicap en mi laborioso y necesario trabajo de mejora en este segmento.

Y lo peor de una lesión es que nos puede llegar a frustrar. Dejar la evolución en el tiempo y la paciencia no es algo a lo que estemos muy acostumbrados los deportistas. Pero una piedra en el camino también nos ayuda a hablar de hacernos más fuertes, de recordarnos lo que disfrutamos día a día, y de potenciar los otros segmentos. La natación y la bicicleta ocupan ahora todos nuestros esfuerzos para mejorar.

PD: fotos del artista Del Castillo, podéis disfrutarlas en http://accarnevali.blogspot.com/

3 comentarios:

  1. Moito ánimo Antón! que seguro que á volta regresas con máis gañas e aínda mellor. Unha aperta moi grande, e sempre a mirar cara adiante con optimismo! Aperta!

    ResponderEliminar
  2. "...me enseñó que mi destino, era rodar y rodar, rodar y rodar..." Así que a rodar en bici que correndo, Mr. Cristal de Bohemia, non che fai falta, que xa te-la clase dende o berce. Ademais, todo o que levas feito a pé no inverno non escapa.
    Non te preocupes que ha de pasar axiña.
    No worries mate!

    ResponderEliminar
  3. Tio, machoooooo!!!
    Non te desanimes, e pasa de todo, tio!!!
    En nada vemoste nos telediarios
    Unha aperta
    Chamote o domingo

    ResponderEliminar