21 de diciembre de 2009

Filled Under:

FIRST IMPRESIONS FOR DOWN UNDER

 

Con el suave baile de las olas de la Bahía de Sydney viaja nuestro ferry con destino a Circular Q, en la zona histórica de esta metrópolis de apenas dos siglos de antigüedad. Dejamos atrás Manly Beach donde disfrutamos de las olas del Pacífico jugando a ser surfistas.

Es nuestro tercer días en las antípodas. A cada metro recorrido, a cada nueva mirada diferentes sensaciones recorren nuestro cuerpo. Tenemos el privilegio de contar con nuestro guía y amigo Alberto, que poco a poco nos descubre los entresijos, de esta moderna, abierta, amigable ciudad que durante el verano del año 2000, con motivo de los JJOO, se convirtió en la capital del mundo sin tan siquiera serlo de Australia (Camberra es su capital política).
 
Porque no todo puede ser bueno, para disfrutar de este apasionante continente necesitamos un duro viaje amenizado por Adrián y sus ocurrencias. Madrid, Amsterdam, Seoul y finalmente Sydney. 30 horas de viaje y 10 de cambio horario que presumían un jet lag en toda su definición. Sólo rumores. Descanso en el avión aderezado con ganas de descubrir y disfrutar pudieron con cualquier cansancio  y desorden del sueño.
 
Desde la inusual lluvia en la que nos recibió este veraniego continente hasta este espectacular paseo marítimo por la bahía de Sydney, todo han sido argumentos a favor de estas vacaciones navideñas. Summer Christmas. Extrañados admiramos los típicos adornos navideños mientras paseamos en chanclas y camisetas de tiras Papa noeles, aguinaldos y árboles de Navidad se funden con el potente sol de este continente con la capa de ozono tan esquilmada. Donde desorientados miramos, remiramos y volvemos a mirar a ambos lados para cruzar la carretera por el contrario sentido de circulación "aussie". Dos pequeñas curiosidades de una magnífica ciudad y un ilusionante continente.
 
Mañana toca madrugar para recomenzar esta aventura, Melbourne y la isla de Tasmania  nos aguardan con miles de experiencias por vivir.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario