28 de diciembre de 2009

Filled Under:

CAMINO AL PARAISO



ACDC sonando. Cinco amigos tarareando una cañera canción. Nuestro Falcon XR6 alquilado nos transporta por la "East Coast" de Tasmania.  220 Cv de puro rock australiano alimentado con litros de emociones.

"Highway to Hell" sería una autopista hacia el paraíso si se hubiera compuesto en Tasmania. Sin dudas el lugar más aproximado a esa desconocida denominación de paraíso. Montañas frondosas, calas vírgenes, selvas intactas, animales endémicos, lagos glaciares, naturaleza. Pura naturaleza salvaje.
 
Creo que la definición de paraíso nació cuando los humanos éramos solo un eslabón más en la cadena de la vida. Hoy hace ya décadas que vivimos a espaldas de nuestra madre naturaleza; y entonces esa definición se convirtió en papel mojado.

En esta vieja isla parece que el tiempo se ha detenido. Los humanos somos un actor más en esta película de la vida donde la protagonista, directora y guionista es la naturaleza. Una quinta parte del territorio es patrimonio mundial de la humanidad. Estrechas carreteras que sinuosas se amoldan a las escarpadas montañas de frondosa vegetación autóctona y espectaculares miradores. Devoramos km y km sin cruzar ni coches ni viviendas, sin más compañía que arboles y animales. Muchos y espectaculares animales. Wallabies (canguros pequeños), wombats y el niño mimado de la isla, el endémico demonio de Tasmania.

Lentamente va anocheciendo en nuestro segundo día en la isla. Ayer visitamos uno de los iconos de "Tassie", las Cradle Mountain y su glaciar Dove Lake, donde disfrutamos de un precioso paisaje. La noche la pasamos en Launceston, en cuyo camping tratamos de acampar. Nos dividimos en dos equipos y divertidos competimos para ver quien instalaba antes la tienda de campaña. Al regresar de cenar habíamos ganado dos nuevos amigos, dos pequeños wallabies saltaban en torno a las tiendas.

Hoy partimos hacia la costa este. Certa St. Helens disfrutamos de una playa virgen de aguas cristalinas. Sin rastro de seres humanos gozamos de este pequeño paraíso bañado por el fresco mar de Tasmania. Pasamos el tiempo buscando vida animal y Juan nos enseña a atrapar a los escurridizos cangrejos de Tassie.
Y así seguimos con nuestra particular autopista hacia el paraíso sonando para seguir con esta aventura. Donde nos tocara acampar hoy?

0 comentarios:

Publicar un comentario