8 de octubre de 2009

Filled Under:

LA FRANCE

 

Aeropuerto de Touluse. Mis compañeros franceses, Nico y Julien, partieron hace unos minutos hacia París; y ahora hacen lo propio Daniel y Alfred Torok, destino final Tiszaujvaros, previo paso por Amsterdam y Budapest. Largo camino para llegar a casa, un hogar que se empieza a anhelar tras diez relajados días por Francia. Tengo tres horas de espera en este bullicioso aeródromo de Toulouse Blagnac, donde trataré de resumir y amenizar esta experiencia francesa.

El anterior relato nos dejaba en La Baule, satisfacción de una buena carrera, e ilusiones puestas en una fiesta de final de GP 2009. Pues la fiesta fue todo un espectáculo. Se hace divertido poder disfrutar con toda esa gente que estás acostumbrado a ver enfundados en los monos de su equipo, sudando, luchando, y hacerlo ahora en un medio totalmente diferente, con jeans, sonriendo bajo la atronadora música que gobierna la pista de baile.

Nuestro viaje nos lleva ahora a Saint Jean de Monts, una pequeña y tranquila ciudad veraniega del Vendeé francés. Es el lugar de mi equipo y ahí voy a estar cinco días hasta la Coupe de France. Oficialmente nos queda una semana de temporada, pero aquí iniciamos nuestras vacaciones. Estoy en una pequeña casa con mi compañero húngaro Alfred. Disponemos de un ordenador, WIFI, una furgoneta y una tarjeta para realizar nuestras compras en el Super U, uno de los sponsors del equipo. Ademas  el tiempo es inmejorable y nuestro pueblo tiene una preciosa playa. Pues eso, han empezado nuestras vacaciones. El tiempo lo pasamos entrenando lo mínimo que nos pide el cuerpo, relajándonos en la playa, o con alguna cena con la gente del equipo. Eric, Dedé y Tití hacen que nos sintamos como de la familia. Estas vacaciones incluyen una visita al balneario Centro de Thalassoterapie, otro sponsor del equipo. De lujo.

El viernes a las 6´30 la alarma sobresalta a nuestro cuerpo acostumbrado a un ritmo mucho más veraniego. Tenemos que atravesar Francia, cambiaremos el Atlántico por el Mediterráneo, la calma por un constante y fuerte viento, St Jean de Monts por Gruissan. La Coupe de Francia nos espera.
 
Antón Ruanova

0 comentarios:

Publicar un comentario