10 de septiembre de 2009

Filled Under:

FIN DE SEMANA MULTICOMPETITIVO (I)

Este fin de semana se presentaba con dos carreras, dos objetivos bien diferentes. El viernes en compañía de compañero y amigo Vieito "Patxín" cogemos el coche en dirección O Barco de Valdeorras. Eso si, previo paso por Lugo para recoger a otro buen amigo, Diego Álvarez.
 
Llegamos a la localidad del sureste de Galicia a tiempo de acoplarnos a una cena ya comenzada, con todos los gallos del triatlón del sábado. Allí estaban entre otros: Fernando Cabellos, Omar Tayara, Iván Raña, Alejandro Pelayo,... y por supuesto nuestro gran anfitrión, Pablo Israel "Cufa". Se trataba de un triatlón de exhibición, distancias explosivas por un recorrido por pleno centro de la urbe valdeorrense. El objetivo era disfrutar y hacer disfrutar al numerosísimo público que, impaciente, aguardaba por el espectáculo.
 
El cartel era muy digno, doce triatletas presentes por invitación, y la expectación y el montaje nos evocaban hacia cualquier otro deporte de los llamados de masas. Presentación al más puro estilo americano con sabor NBA. Uno a uno eramos presentados por el speaker. Nombre, pequeño palmarés, cañón de humo... y salíamos ante el aplauso de la gente. Gente que nos miraba entre admirados e impresionados. Un show que por unos instantes nos dejaba soñar despiertos con que éramos Patrick Ewing en el Madison Square Garden neoyorquino.

Somos llevados en furgoneta hacia el lugar de la salida. Cogemos posición para empezar y el sonido de una bomba, de esas que marcan el inicio de las fiestas, marca el comienzo a la fiesta del triatlón. Natación muy rápida con la corriente a favor. Voy abriendo el río. Rápido, rápido, cuando de repente nos quedamos parados, atrapados. Nos habían avisado pero no supimos esquivar las algas, que más parecen robustos arbustos subacuáticos. Intentamos movernos pero las plantas amortiguan nuestros esfuerzos. Conseguimos tranquilizarnos y salimos a río abierto de nuevo.
 
Corremos la transición intentando abrir hueco, pero las escasas diferencias del agua no permiten sorpresas. Nos estamos reagrupando cuando Alejandro Santamaría nos deja helados con un demarraje y se va en solitario. Nos miramos y cuando nos empezamos a entender para ir en su busca, son Iván Raña y Pablo "Cufa" quienes nos dejan fritos. Nos organizamos pero ellos caminan muy fuerte, dejando incluso a Santamaría, que empieza a acusar su esfuerzo en solitario.

Transición y nos ponemos a correr. Son 2 km escasos y no hay tiempo para remontadas. Raña vuelve a ganar en su regreso, seguido del héroe local. Al grito de "¡Pablo! ¡Pablo!" de todos sus vecinos, mantearemos posteriormente a un emocionado anfitrión. Santamaría conservó su 3ª posición, y yo encendí más al público con un luchado sprint final que Omar me ganó.

Espectacular formato, espectacular ambiente, mejor respuesta del público, y aún mejor experiencia. Todo culminó con una impresionante mariscada y una merecida fiesta posterior. Fiesta que nos tuvimos que perder. Al día siguiente había más, otro objetivo por delante.
 
Antón Ruanova

0 comentarios:

Publicar un comentario