18 de agosto de 2009

Filled Under:

SALSA AGRIDULCE 2ª PARTE

Nuestra historia con sabor a condimento asiático continúa en Teruel. Las ganas de correr se multiplican recordando la gatroenteritis que el año pasado solo nos permitió ser espectador; y ayudadas por el buen ambiente de este triatlón y la cantidad de ilustres en la línea de salida.

Es 8 de Agosto, los entrenamientos y carreras previas van confirmando nuestro buen estado. Queremos aprovecharlo antes de poder disfrutar de unas pequeñas y especiales vacaciones. Estamos en el pantano de San Blas, tras vivir algunas escenas, entre curiosas y desesperadas, motivadas por el frío de los 15 minutos que pasamos dentro del agua esperando la bocina, se inicia la carrera. Nos situamos bien. Vamos 2º a pies de Pedro Miguel Serrano, contrariamente a como de costumbre, no nos sentimos cómodos y metro a metro tenemos que luchar por no perder esos pies tan rápidos.
Conseguimos salir en 2ª posición y afrontamos el cambio. Transición larga y observamos un pequeño corte de los cinco primeros. Nos montamos en la bicicleta con las palabras del gran amigo Alberto en la mente, desde Australia parece que nos está recordando que hay que ser valientes. Miramos hacia delante. Bruno Raso, Pedro Miguel Serrano, Pedro Miguel Reig y yo. Viento muy muy fuerte de cara. Arrastrándome por eses cánticos australianos y por mi inexperiencia, decidimos probar suerte en solitario.

Soledad. Soledad frente al tremendo viento que sopla en la carretera nacional que nos lleva a Teruel. Ahora, mientras esribo, me doy cuenta de mi insensatez. Unos km de soledad y nos dejamos caer al albrigo del numeroso grupo que se había formado por detrás. Aun sería más numeroso un poco más tarde, cuando la falta de ganas delante y el esfuerzo de atrás, hacen que llegue un nuevo grupo con grandes favoritos para la victoria final. Rápida transición y estamos quintos, Andrés me supera muy fuerte y con su ayuda formamos un grupo perseguidor en caza del más listo de la clase, Isaac López. Su táctica de "ni un segundo de aire en la cara" que no le ha salido en Valladolid, la borda en esta ocasión. Grupo perseguidor donde el que más el que menos había mostrado sus cartas sobre la bici: Tovar, Andrés, Samer y yo. Andrés continúa su camino y se lleva a Samer, ganando este último la segunda posición. Por detrás nos quedamos en tierra de nadie y a falta de un km nos coge la dupla Blanchart-Tovar. El extremeño, actual campeón de España, gana unos metros y se va hacia la cuarta posición. Nosotros podemos ganarle a Blanchart la quinta posición con un amago de sprint entre dos hombres poco explosivos.

Asi, Valladolid y Teruel nos dejan contentos, pero.... con la sensación de que hemos, por unas circunstancias o otras, dejado pasar dos buenas oportunidades para mostrar nuestro buen momento presente.

Antón Ruanova

0 comentarios:

Publicar un comentario